Noticias del mercado inmobiliario

Prefabricada y flotante: así es esta sorprendente casa de 150 m2 instalada sobre un lago

Una casa flotante y prefabricada puede parecer una idea loca para algunos. Pero hay ejemplos que demuestran que es posible y con un resultado final impresionante. Como demuestra lo que ha hecho el estudio de arquitectura estadounidense Olson Kundig  con su Water Cabin, en Portage Bay, Seattle.

Tomando como referencia las cabañas desgastadas de los alrededores e inspirándose en la bahía circundante, el equipo de diseño de Olson Kundig creó una casa acogedora y discreta diseñada para resistir el clima de Seattle. El perímetro de la casa está cubierto por una amplia plataforma de madera de ipe, mientras que los amplios planos del techo se extienden hacia afuera para proteger los pasillos de las inclemencias del tiempo y brindar sombra en los días soleados esporádicos. La relación entre estos dos elementos atempera la transición entre interior y exterior, facilitando el paso entre ambos.

Con sus 147 m2 repartidos en dos pisos, “el programa interior de la casa está cuidadosamente organizado en dos niveles para maximizar las conexiones con el entorno marino circundante”, explican en su página web.

En el nivel inferior de esta casa flotante, una sala de estar abierta combina las funciones de comedor, cocina y oficina, con una cama plegable oculta para invitados. Una esquina de vidrio y grandes puertas corredizas conectan este espacio con los patios exteriores con ricas cubiertas de madera ipe, donde los grandes voladizos del techo permiten el uso durante todo el año.

La suite principal en el nivel superior enmarca vistas prospectivas al agua y crea un mirador acogedor. Una terraza en el techo y un jardín fomentan la sensación de porosidad entre el interior y el exterior ya que se observa el nivel del suelo, proyectando el dormitorio al exterior.

Para garantizar la luminosidad, la vivienda cuenta con unas impresionantes ventanas del piso al techo, con unas puertas corredizas de vidrio en ambos niveles, mientras que detalles como unaclaraboya  en la cocina, rincones en las ventanas y una ventana-pared completa en la ducha principal crean espacios acogedores para disfrutar los días lluviosos.

El equipo de diseño apostó por mantener materiales y colores naturales, tanto en el interior como en el exterior. En el interior, encontramos cálidos pisos de roble y muebles de madera equilibrados con metales plateados y negros más fríos. Los techos de madera contrachapada de abedul ruso se extienden hasta los plafones exteriores, rompiendo aún más las barreras entre los espacios interiores y exteriores. Los acabados de las paredes de madera con nudos en el hueco de la escalera principal, que también actúa como un pozo de luz para capturar la luz natural, y la suite principal también tejen materiales exteriores en el interior de la casa.

En el exterior, sigue esta misma tónica, con un revestimiento de cedro rojo occidental nudoso ligeramente teñido, que se espera que se desgaste con el tiempo con un mantenimiento mínimo. Los listones de madera verticales y delgados del revestimiento están dispuestos en un patrón articulado irregular, que recuerda la composición aleatoria de los árboles en un bosque. Los elementos metálicos duraderos y de bajo mantenimiento, como el acero galvanizado y el zinc rociado con llama, son un guiño al exigente entorno marino.

26/01/2022

Ultimas noticias