Noticias del mercado inmobiliario

Un búnker de 29 pisos y sin ventanas

La construcción del antiguo AT&T Long Lines Building en 33 Thomas Street de Nueva York se inició en 1969 y fue inaugurado en 1974 como un rascacielos de 168 metros de altura. Eso sí, sin ventanas. ¿Por qué motivo?


A todas luces, se ve un edificio bastante extraño. Construido en estilo de arquitectura brutalista, se trata de un búnker diseñado por el estudio de arquitectura John Carl Warnecke & Associates, que diseñó numerososmonumentos y estructuras destacadas del Modernismo, la Bauhaus y otros estilos.


El complejo fue planeado como un búnker de seguridad. Cada piso tiene casi 6 metros de altura, por lo que el edificio realmente es tan alto como si fuera uno de 40, pero solo tiene 29 pisos. En los pisos 10 y 29 hay una serie de grandes aberturas de ventilación que sobresalen de la estructura.

 

bunker2
El rascacielos sin ventanas

¿Cuál era el objetivo de este edificio?

Construir un rascacielos enorme capaz de resistir una explosión atómica. No tendría ventanas, y habría suficiente comida para 1.500 personas durante dos semanas en caso de una catástrofe. El rascacielos fortificado generaría su propia energía y salvaguardaría potentes ordenadores, cables y centralitas y contaría con el centro más grande del mundo para procesar llamadas telefónicas de larga distancia, operado por New York Telephone Company, una subsidiaria de AT&T.

No hay ventanas y el edificio, bautizado como “Proyecto X” inicialmente, no está iluminado, por lo que por la noche se convierte en una sombra gigante en el centro de la ciudad. 

28/09/2021 Fuente: Muy Interesante

Ultimas noticias