Noticias del mercado inmobiliario

Cómo mejorar la calefacción de tu casa en cuatro sencillos pasos

La calefacción de nuestras casas ya está encendida con la llegada del frío y la cercanía del invierno. Pero, si no tenemos la vivienda bien acondicionada, se corre el riesgo de perder calor y, por tanto, aumentar el gasto en energía y el coste de la factura a final de mes. Los expertos de Habitissimo sugieren cuatro sencillos trucos que pueden mejorar sensiblemente la sensación de confort y lograr ahorrar unos euros en el recibo de la luz y el gas. Desde los más caros como cambiar ventanas o puertas a lo más sencillo como eliminar corrientes de aire.

Lo mejor que se puede hacer en la vivienda es mejorar el aislamiento, ya sea con el cambio de las ventanas por unas más modernas, que ofrezcan rotura de puente térmico, doble o triple acristalamiento, y otros sistemas de estanqueidad. Y también mejorar la impermeabilidad, térmica y acústica de las paredes. Pero como no en todos los hogares pueden asumir el coste de estas reformas, una solución provisional es recurrir a estos consejos que pueden aumentar el aislamiento térmico, son rápidos y muy poco invasivos, según Habitissimo.

Eliminando corrientes de aire

El enemigo número uno de muchos hogares. Las corrientes de aire están provocadas por diversos factores: por una ventana o puerta obsoleta o por su incorrecta instalación. En el caso de que no sea posible la sustitución del marco, se puede optar por soluciones capaces de atenuar la entrada no deseada de aire frío del exterior, como el uso de burletes, la aplicación de perfiles de goma o la instalación de doble acristalamiento, que mejoran el rendimiento del aislamiento.

Invertir en ventanas y puertas

las puertas y las ventanas juegan un papel clave en el aumento del bienestar interior, por lo que deben revisarse periódicamente y reemplazarse si es necesario. Muy a menudo, más de lo que quisiéramos, las uniones y deficiencias de las ventanas las que determinan la pérdida del calor en el hogar y un debilitamiento del sello térmico. Decidir invertir en la instalación de ventanas de alta eficiencia energética permite minimizar la pérdida de calor. Una intervención más exigente, pero que a largo plazo asegura múltiples beneficios, especialmente cuando la realizan profesionales cualificados.

Comprueba la chimenea con regularidad

La chimenea, con su encanto atemporal, es una fuente de calefacción eficiente que da carácter a las habitaciones, pero también puede ser la fuente de pérdida de calor. De hecho, puede facilitar la penetración de aire frío dentro de la casa. Para evitar esto, una precaución simple y útil es cerrar siempre la compuerta de la chimenea y abrirla solo en el momento del encendido. Si quieres mejorar aún más el bienestar interior y evitar que se escape un exceso de humo, lo ideal es realizar comprobaciones periódicas y no subestimar la correcta limpieza de la chimenea.

Aislar con mobiliario

Algunas soluciones de mobiliario, además de ser bonitas y funcionales, pueden ayudar a reducir la pérdida de calor y mejorar el aislamiento térmico. Por ejemplo, cubrir paredes con paneles de madera, amueblar con alfombras grandes o cortinas pesadas son formas fáciles e inteligentes de crear ambientes más cálidos y acogedores y proteger del frío.

01/12/2021

Ultimas noticias