Noticias del mercado inmobiliario

TRABAJO EN EQUIPO, EL PUENTE AL ÉXITO EN EL RAMO INMOBILIARIO

TRABAJO EN EQUIPO, EL PUENTE AL ÉXITO EN EL RAMO INMOBILIARIO
Organizar las visitas a los
inmuebles, analizar las tendencias del mercado, verificar los precios cada día,
realizar el inventario, imantar nuevos clientes, forman parte del día a día del
profesional inmobiliario, quien debe ser disciplinado y metódico para cumplir a
cabalidad estos puntos de su agenda cotidiana.
El establecer prioridades
implica conocer con precisión el área laboral, de tal modo que sea factible cubrir
los aspectos principales de la gestión de intermediación, labor que el agente
de bienes raíces debe emprender con un sentido de responsabilidad y dedicación,
dirigiendo su enfoque las respuestas que debe suministrar a sus clientes, tan
pronto como vayan surgiendo dudas e interrogantes relacionadas con el proceso
de negociación de un inmueble.
Es prioridad de todo
profesional inmobiliario tomar en cuenta la serie de variables que integran el
proceso de negociación, que van desde la selección de inmuebles para la primera
visita, hasta el momento de la protocolización; cada etapa debe ser cubierta
con estricto orden, cumpliendo sus lineamientos y especificaciones, para ir
desarrollando una estrategia orientada a lograr la satisfacción del requerimiento
del cliente.
Es preciso entender que el
proceso de negociación, al estar integrado por etapas y variables, requiere el
esfuerzo mancomunado de un equipo de trabajo, que al distribuir el trabajo y
delegar responsabilidades fluirá de un modo dinámico y estable, permitiendo que
el cliente se sienta en confianza, al comprobar la calidad del servicio que
recibe.
Un enfoque sistémico es
importante dentro del ámbito de bienes raíces, puesto que permite desarrollar
estrategias en equipo, facilitando la tarea a la vez que se genera una impresión
favorable, derivada del hecho de tener cubiertos todos los factores del proceso
de negociación.
En ese orden de ideas, resulta
conveniente posicionar el trabajo en equipo, convirtiéndolo en un indicador
diferencial de marca, de tal modo que el público logre identificar la organización
de bienes raíces y sepa a ciencia cierta a quien debe acudir cuando tenga un
requerimiento en el ámbito inmobiliario.
Consolidar la imagen es
tarea de todo el equipo, se trata de estar en sintonía con las tendencias del
mercado, que en la actualidad se caracteriza por su versatilidad y múltiples
exigencias, así como la generación constante
de cambios que ponen a prueba la capacidad de respuesta del profesional
inmobiliario.
Al integrar un equipo de
trabajo, será factible encontrar más soluciones y respuestas; la globalización ha
generado la diversificación del mercado, que se ha vuelto más exigente y
dinámico, con la particularidad de demandar mayor eficacia de parte de los
agentes de bienes raíces.
Si se cuenta con una
formación integral, experiencia y sobre todo, la posibilidad de tomar
decisiones por consenso, se logrará el éxito en cada etapa de las
negociaciones, resultando en una imagen sólida y confiable, marcando un buen
precedente en el mercado, con lo cual se consolidará el posicionamiento de la
marca inmobiliaria: la calidad del servicio integral.
24/06/2022

Ultimas noticias