Noticias del mercado inmobiliario

Consejos para sobrevivir a la nueva subida de la luz en octubre

Los récords históricos que ha batido el coste de la electricidad durante los últimos meses han afectado sobremanera a la economía de las familias españolas, que han tenido que enfrentarse a escaladas cada vez más altas en los precios de la luz de sus hogares. Pero la preocupación no queda ahí, ya que el mes de octubre se prevé igual o peor sin tendencias de estos precios a la baja. De hecho, el precio de la luz estrena octubre superando por primera vez los 200 euros el megavatio hora. 

La luz lleva cerca de tres meses de subidas continuadas y precios históricos que han culminado con un repunte en septiembre hasta una media de más de 156 euros. Estos datos llegan, además, en plena escalada del precio de todas las materias primas energéticas en todo el mundo, como el gas, el petróleo y el carbón.

Y esto supone un problema para la economía de los hogares, máxime teniendo en cuenta la llegada del frío y la necesidad de aumentar los consumos energéticos -también- por el cambio horario.

Pero, aunque esta situación genera cierto estrés e inquietud, sus efectos pueden combatirse reduciendo el consumo de electricidad en casa. ¿Cómo? Con el uso de fuentes de energías renovables que -por su variedad- pueden aplicarse a cualquier tipo de inmueble y que contribuyen al ahorro en la factura y a la sostenibilidad.

Sea cual sea tu inmueble, hay opciones

  • Si vives en un chalé o vivienda unifamiliar, la mejor opción es la instalación de energía solar térmica para calefacción y agua caliente sanitaria con un funcionamiento bastante sencillo: unas placas que tienen como función la captación del calor del sol, a través de las cuales pasan unos tubos que portan un fluido, generalmente agua, que llega hasta un depósito, aislado térmicamente, en el que se almacena para su posterior uso. Con lo que se consigue agua caliente para su utilización en cualquier momento del día, no necesariamente por el día.
  • Para este tipo de viviendas las calderas de biomasa también son una buena opción. En este caso se requiere de una salida de humos desde el inmueble al tejado para que la biomasa como fuente de energía se aproveche completamente. En este caso, además de las calderas, también puede recurrirse a las chimeneas o estufas como fuente de calor ecológica y de ahorro.
  • Sin embargo, esta forma de energía no es recomendable para pisos debido a la instalación de salida de humos que debe hacerse y que puede dañar la estructura del edificio. Para ellos, la mejor opción son las placas solares térmicas, que son la opción más popular, cuyo uso puede prolongarse durante más de 30 años si sus materiales son de calidad. Pero a la hora de instalar estas placas debe tenerse en cuenta que su montaje, aunque es sencillo, siempre debe hacerlo un profesional para garantizar que se hace de la mejor forma posible (cálculo medio del ahorro, estudio del espacio…); y que su instalación deberá ser aprobada por la comunidad de vecinos en el caso de vivir en un edificio, puesto que se tendría que instalar en una zona común y su montaje no podría dedicarse al uso individual ni al autoconsumo.
  • Asimismo, para la comunidad de vecinos se recomienda la instalación de placas solares fotovoltaicas que transforman la energía del sol en electricidad alimentando cualquier tipo de aplicación que requiera energía eléctrica.
  • Por último, en el caso de las casas en el campo, en la playa o en zonas en las que el viento es frecuente e intenso, podría recurrirse a un aerogenerador doméstico que aproveche la energía eólica y que tenga la suficiente potencia como para aportar electricidad a cualquiera de las actividades que se realicen en casa y que requieran de electricidad. En este caso lo mejor es complementar esta forma de energía renovable con otra, como la solar, para que en los días que no haga viento pueda aprovecharse la energía fotovoltaica. Esto puede conseguirse con los sistemas híbridos que pueden encontrase fácilmente en el mercado.

Definitivamente, las energías renovables pueden adaptarse a cada tipo de inmueble para combatir los -ahora insólitos- picos del precio de la luz.

Artículo escrito por Sandra Barañano, directora técnica de Cuida Tu Casa

04/10/2021

Ultimas noticias