Noticias del mercado inmobiliario

Aspectos importantes al momento de calentar su propiedad en este invierno.

Con el invierno a la vuelta de la esquina y el descenso de las temperaturas, los hogares españoles necesitan calentarse. Hoy descubrimos algunos consejos útiles sobre cómo calentar tu casa sin radiadores y sin gastar demasiado.

Estufas de pellets

La opción de calentar una casa sin radiadores es ya una opción bastante frecuente, sobre todo para determinados tipos de pisos. Especialmente para propiedades como lofts o en cualquier caso con grandes espacios abiertos. En estos casos, las estufas de pellets suelen servir para calentar el hogar sin gastar demasiado.

Pixabay
Pixabay

Las estufas de pellets (o las alimentadas por otros tipos de biomasa) pueden calentar una casa de hasta 350 m2 sin radiadores. No sólo eso, algunos modelos, conocidos como "radiantes", pueden transmitir aire caliente para crear una zona de confort realmente única. Las estufas de pellets también pueden integrarse en el sistema de calefacción existente y ahorrar una cantidad considerable de dinero.

Una estufa de pellets permite ahorrar desde 100 euros al año (si se conecta a un sistema de metano) hasta un máximo de más de 1.000 euros (si se conecta a un sistema de GLP). Evidentemente, también se pueden encender y apagar con una gestión programada o a distancia. El coste de una estufa, en cambio, ronda los 1.500/2.000 euros.

Paneles calefactores de pared

Para calentar una casa llena de habitaciones sin radiadores sin gastar demasiado dinero, en cambio, recomendamos otro tipo de solución, aún poco conocida. Se trata de una opción elegante y eficaz, el panel calefactor de pared, que emite una radiación infrarroja que sólo afecta (calienta) a los objetos sólidos que se encuentran dentro de su alcance.

En la práctica, por tanto, estos cuadros no calientan el aire, sino que infunden calor a los objetos circundantes, elevando rápidamente la temperatura de la habitación. El calor, difundido por radiación, se calienta rápidamente y mantiene la temperatura durante mucho tiempo.

Klarstein
Klarstein

Otro punto fuerte es el consumo, que es extremadamente bajo, ya que se puede regular la potencia (a diferencia de los radiadores clásicos, que calientan al máximo hasta alcanzar la temperatura deseada). Y no sólo eso, sino que no hay dispersión de calor, ya que los paneles no calientan el aire, sino sólo los objetos que hay dentro de una habitación (incluida la persona que la habita).

Además, la radiación infrarroja es saludable para nuestro organismo y representa aproximadamente el 50% de los rayos solares, que activan la circulación sanguínea y el metabolismo celular. Algunos centros de belleza incluso utilizan los infrarrojos para los tratamientos de belleza.

Suelo radiante

Si quieres calentar tu casa sin radiadores y con techos muy altos, y si quieres hacerlo sin gastar demasiado dinero, el suelo radiante puede ser la mejor solución. El calor tiende a subir hacia arriba y con simples radiadores el aire caliente se acumularía en el techo, sin que las personas pudieran beneficiarse de él tres metros más abajo.

Pixabay
Pixabay

Una solución práctica para calentar una casa con paredes altas sin radiadores es utilizar la calefacción por suelo radiante. La calefacción por suelo radiante proporciona un suelo siempre caliente, gracias a las bobinas colocadas bajo el suelo que irradian constantemente aire caliente, lo que permite disfrutar de un suelo siempre cálido y agradable para caminar con los pies descalzos.

20/10/2021

Ultimas noticias