Noticias del mercado inmobiliario

IMPORTANCIA DE LA FORMACIÓN CONSTANTE PARA EL PROFESIONAL INMOBILIARIO

IMPORTANCIA DE LA FORMACIÓN CONSTANTE PARA EL PROFESIONAL INMOBILIARIO
Afrontar las exigencias de
los clientes y cambios del mercado constituye el día a día de quienes se
dedican a la actividad inmobiliaria, profesión que actualmente registra un alto
nivel de exigencia y preparación a sus integrantes, con miras a mantener
siempre una actitud proactiva, confiable, honesta y capaz de dar respuesta
oportuna los requerimientos de sus clientes.
El trabajo de un agente
inmobiliario no se limita a mostrar casas, apartamentos, oficinas, locales o
terrenos, también implica proporcionar un acompañamiento integral al cliente,
con el propósito de darle información confiable que le permita tomar las
decisiones más convenientes para su negocio o ámbito familiar.
El profesional inmobiliario
debe comportarse siempre como un consultor, que proporciona sugerencias y
alternativas de solución a toda persona que recurra él, convirtiendo su trabajo
en un servicio integral; de hecho, la tendencia actual es trabajar en
fortalecer los valores agregados de ese servicio, de tal modo que se traduzca
en un factor de diferenciación con relación a los colegas que se desempeñan en
el mercado.
Ciertamente existen muchos
corredores inmobiliarios, de allí la importancia de marcar precedentes y
constituirse en referencia dentro del mercado, de tal modo que los clientes y público
en general tengan la posibilidad de encontrar siempre una respuesta confiable a
las dudas que puedan surgir en cualquier momento del proceso de negociación.
Ser un profesional
inmobiliario implica también cumplir con un proceso de adiestramiento,
formación y actualización en el área de bienes raíces, no se puede pretender
obtener resultados óptimos si siempre se ejecutan procesos desactualizados.
El mercado siempre se
encuentra propenso a sufrir cambios, en especial cuando se enfrenta a la
volubilidad del entorno, como es el caso de Venezuela, que tiene una economía profunda
y directamente influenciada por la cotización de la divisa norteamericana; por
ese motivo, la dinámica del mercado inmobiliario se hace volátil, susceptible a
las tendencias que surgen semana a semana.
Ser profesional inmobiliario
es un desafío en momentos de crisis, sin embargo, es en allí cuando se pone a
prueba el talante de quienes realmente aplican los conocimientos adquiridos
durante el proceso de formación, al lograr aprovechar cada aprendizaje para
convertirlo en fuente de oportunidades de negocios, en lugar de quedarse de
brazos cruzados o detenerse por temor a lo que aún no ha sucedido; dejarse
llevar por la incertidumbre es un lujo que el agente inmobiliario no puede
permitirse, porque detenerse ante los imprevistos no ayuda en nada a los
negocios, ni tampoco a los clientes.
Para quienes sacan provecho
de cada situación, la mayor retribución es la confianza plena de sus clientes,
que se mantendrán fieles a la persona que mantiene en buen nivel su servicio y
es preciso al momento de proporcionar información. Justamente el tener siempre
una respuesta es el factor que permite identificar a los corredores inmobiliarios
confiables, siempre y cuando esa respuesta esté en función de la verdad y sea
sostenible con argumentos.
La calidad del servicio es
la diferencia entre el éxito y el fracaso, permite identificar a quién se puede
recurrir al momento de tomar una decisión trascendental, como elegir un local
comercial, invertir en un negocio o instalarse en un nuevo domicilio; si usted
decide convertirse en profesional inmobiliario, aproveche cada oportunidad para
mejorar su formación, de ese modo podrá ser esa persona con quien sus clientes
podrán contar siempre.
02/06/2022

Ultimas noticias